José Guerrero

Ya tenemos la polémica del verano en el Vaticano verde. La adjudicación de la concesión por 2.479.320 € para la adquisición de 6.000 unidades de armas de fuego corta (pistolas) semiautomáticas a la empresa israelí Guardian «Homeland Security S.A.»  por el modelo EMTAN RAMON. Hasta aquí todo bien sino fuera por que el modelo es prácticamente una copia de la Glock 19 GEN5/FS y que la mayoría de los componentes originales de ésta última pueden ser utilizados por la EMTAN.

Y es que, si la EMTAN logro, para la DGGC, la mejor puntuación, todavía mejor precio ofrece, unas 269 € por unidad, frente a los 306 de Glock y los 385 de HK.

Es posiblemente este último aspecto -que la EMTAN sea una copia de Glock 19- y los estándares de evaluación que el Servicio de Armamento y Equipamiento Policial del Mando de Apoyo de la DGGC han utilizado para valorar la idoneidad del resto de empresas licitantes (Glock con Glock 19 GEN5/FS, Beretta con la APX Centurión, Northern Technologies S.L. con Arex Delta M Gen.2 SP, Uniformidad y Suministros de Protección S.L. con la Heckler & Koch HK SFP 9 S, Viator Plus Ultra S.L. con SIG Sauer P320 XCARRY y Vimad Global Serices S.L. con la Grand Power Q100) en las que la EMTAN superó con creces a sus competidoras dejando en segundo lugar a la Glock 19 y en tercer lugar a la HK SFP9.

Han sido muchos los que han corrido a criticar esta decisión, a valorar a través de bulos y «fake news» (incluido algunas asociaciones profesionales del Cuerpo). No seré yo quien critique sus métodos, pero si quien llame a la prudencia y apele a la crítica razonable.

Es cierto que, el propio sistema de evaluación de la DGGC ha abierto muchas dudas sobre la idoneidad. También es cierto que las últimas adquisiciones de material policial, como es el caso de la defensa extensible, han priorizado la economía a la calidad.

No obstante, hemos de circunscribir la acción estratégica de la DGGC que dotará con estas armas únicamente a 6.000 agentes, es decir a unidades muy concretas, y no al total de los efectivos. Por otro lado, hay que tener en cuenta que estamos hablando de tecnología israelí que en el campo bélico no tienen comparación.

Como decía, algunas de los bulos que se han lanzado al respecto de la idoneidad del arma son unas imágenes donde se puede ver un arma de similares características con la corredera reventada y la aguja incrustada en el ojo del tirador. Algunos se han apresurado a decir que se trata de la EMTAN, pero si se observa las características «fisionómicas» de ambas armas se puede observar que no se trata de la misma. Por ejemplo, la empuñadura no se corresponde, tampoco la forma de la corredera que por sus características se asimila más a una Smith & Wesson M&P9 M2.0. Con esto no quiero decir que la M&P9 revienta la corredera a la mínima, se ha explicado que el caso del accidente se produjo por un exceso en la recarga de cartucho -un exceso en la carga puede provocar daños en el cañón y la corredera de casi cualquier arma- algo que no suele ocurrir con la Beretta 92 FS, actual arma de dotación de la Guardia Civil, debido a que todo su cuerpo es de acero.

En definitiva, hay que esperar a ver los resultado del arma una vez distribuida a sus respectivas unidades, pero criticar por criticar no sirve de nada y menos cuando se acompañan con consignas «borreguiles» e información sesgada o falsa.

1 Comment

  1. manuel carles dice:

    Soy un policía jubilado y me ha llamado la atención esta noticia. Sin deseo de entrar en polémicas absurdas y dimes y diretes, creo que la mejor pistola de las evaluadas es la Sig-Sauer. A fin de cuentas la Ramon no es otra cosa que una copia de la Glock, siendo esta última un arma archiprobada. Algo habrá que descuadre la supuesta idoneidad de la Ramon, cuando ha sido prohibida su importación y venta en varios países (incluyendo los USA, Canadá y Francia entre otros). Y peor aún, el fabricante EMTAN ha hecho público que «van a fabricar un nuevo modelo que se adapte a las exigencias de estos países». De lo que cabe colegir que algo hay en esta arma que la hace inaceptable hasta en los USA, en donde se vende cualquier cosa. Para no extenderme demasiado, a la vista de lo antedicho, parece que el criterio único en su compra ha sido el precio. Y bueno, desconozco cómo se han llevado a cabo las pruebas y evaluación de las armas, pero si no se han adquirido de estricta serie no hay prueba válida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acceso Socios